Yucatán escribe así la Historia

En un hecho sin precedente, la LVIII Legislatura aprobó el 15 de julio importantes reformas a la Constitución Política, al Código Civil y al Código Penal del Estado en materia de Vida, Familia y Matrimonio.
La primera Iniciativa Popular a favor la familia presentada por la RED Pro Yucatán y avalada por más de 9,700 firmas ciudadanas celebró por fin el esfuerzo a una lucha añeja pues fue aprobada casi por unanimidad,  -sólo un voto de los 25- fue en contra en tanto todos los demás a favor, ninguna abstención.
Yucatán es considerado un estado vanguardista, volvió a demostrar que así es, ya que nuestra legislación ahora ha elevado a rango de institución la figura de la familia, y tanto el matrimonio como el concubinato se han vuelto constitucionales reconociendo así que desde estas figuras jurídicas se fortalece y se consolida la sociedad yucateca, siendo éste el lugar privilegiado donde la pareja y la familia obtienen su sano desarrollo integral, protegiéndose a su vez el respeto a su dignidad e intimidad.
La familia es una, se integra por el padre, la madre, los hijos y todas las demás personas unidas o emparentadas entre sí, ya sea por afinidad, por consanguinidad o por adopción.

Sobre este último tema, a partir de hoy el adoptado podrá decir que el Estado le garantiza que quienes se hacen cargo de él son las personas más idóneas en todos los sentidos.
Por si fuera poco, nuestros diputados nos tenían una grata sorpresa, celebramos con gran gozo que se sumara a los 13 estados que ya contemplan explícitamente en su Constitución que la vida inicia desde la concepción o fecundación hasta su muerte natural, principio básico ya que la vida es el bien más grande que se posee sin la cuál los demás derechos emanados de nuestra Carta Magna no existirían, de este modo queda garantizado que nadie pueda disponer de la vida de otro se humano.
Hablar de la cultura de la vida, no es otra cosa que hablar de todos los derechos que emanan de la persona humana, contrario a lo que se piensa, el derecho a la vida no entra en choque o en conflicto con otros derechos, sino por el contrario es condición explícita para disfrutar de ellos, una mujer o un hombre puede gozar de todos sus derechos y de su libertad de elegir ser o no madre o padre, en tanto ha quedado garantizado el derecho de la niña o niño por nacer.
Otro importante avance alcanzado se da en materia de protección de las mujeres, ya que la reforma al código penal le otorga a las mismas la certeza de que ha partir de hoy el Estado se encargará de su atención médica integral si así lo solicitara, pues el Juez podrá conmutar la pena corporal cuando se hayan provocado un aborto, combatiendo así las secuelas que deja un acto de esta naturaleza.
Debemos recordar que el aborto en todo el país es un delito, por tanto jamás podremos llamarle “derecho”, los derechos jurídicamente no pueden ser delitos, las excepciones en el estado continúan siendo las mismas, esto quiere decir que practicarse un aborto sigue siendo un delito pero que la pena no se impone cuando se ampara bajo esas salvedades.
Felicitamos a todos y cada uno de los diputados de las diferentes bancadas que votaron a favor de estas dos iniciativas,  pues le demostraron al pueblo yucateco que estamos bien representados,  atendieron la demanda de una mayoría que solicitó la protección de la familia, el matrimonio y la vida.
Definitivamente Yucatán escribe así la historia y marca un precedente para todo el país.
 

Compartir esto.

Share