Por su trayectoria en la protección, prevención y defensa de los Derechos Humanos en el Estado, dos yucatecas recibieron la Presea al Mérito Humano 2018, en el marco del Día de los Derechos Humanos que se celebró el 10 de diciembre pasado.

Las recipiendarias son las señoras María del Pilar Larrea Peón y María del Carmen Bujaidar Tobías, que fueron elegidas conforme al artículo 36 del reglamento interno del galardón, según el cual se otorga a persona, organización o agrupación civil que destaque en su trayectoria en la promoción, defensa, estudio o divulgación de los derechos humanos en el estado de Yucatán.

La mesa principal estuvo conformada por Mauricio Tappan Silveira, consejero jurídico del gobierno de Estado, en representación del gobernador Mauricio Vila Dosal; Miguel Óscar Sabido Santana, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey); la síndico Diana Canto Moreno, en representación del alcalde Renán Barrera Concha; Felipe Cervera Hernández, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, y Marcos Celis Quintal, presidente del Tribunal Superior de Justicia.

El 10 de diciembre de 1948 la asamblea de la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el mismo día, pero en 1950, el organismo adoptó la resolución 423 (V), invitando a todos los estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como el Día de los Derechos Humanos.

María del Pilar Larrea Peón fue elegida por haber mostrado su calidad humana y su empatía con las causas sociales, especialmente en la atención y rehabilitación de las personas con discapacidad auditiva, con sus gestiones y con el apoyo del equipo que conforma la Fundación Elda Peniche Larrea ha logrado sacar del silencio a muchos niños, adolescentes y adultos mayores de escasos recursos, que por su condición precaria no pueden adquirir auxiliares auditivos, baterías y las costosas cirugías para la colocación de implantes cocleares.

Ernesto Pinzón Franco | Diario de Yucatán