Noticias de Kenia

Keniatas rechazan iniciativa occidental para expandir el aborto

Created on Friday, 17 January 2014 11:43

 

By Wendy Wright y Rebecca Oas, Ph.D.

NUEVA YORK, 17 de enero (C-FAM) Cuando los keniatas sometieron una nueva constitución a votación en 2010, se aseguró a los votantes mediante una campaña publicitaria masiva (fuertemente subvencionada por el gobierno de Obama) que no legalizaría el aborto. De hecho, «La vida comienza en el momento de la concepción» figura en la constitución.

Pero esta también permitía el aborto en ciertos casos. Los provida advirtieron que habría más.

Los defensores del aborto, que incluyen estadounidenses y europeos, elaboraron un conjunto de políticas para el Ministerio de Salud de Kenia que hubiera impuesto el aborto en el sistema médico del país. Dichas políticas fueron rechazadas esta semana, según una fuente próxima a la iniciativa. Los provida ahora quieren que los legisladores keniatas denuncien el intento de expandir el aborto a través del Ministerio de Salud.

 

Los lineamientos tenían por objeto integrar el aborto a la asistencia médica y a las farmacias. Hubieran ampliado las excepciones para la práctica abortos, exigido que las farmacias se abastecieran de productos abortivos y preparado el terreno para la capacitación y la provisión del aborto a pedido.

Las agrupaciones abortistas occidentales Ipas, Marie Stopes y otras redactaron «Políticas, normas y lineamientos para reducir la morbimortalidad materna en Kenia».  Estas proponían establecer fundamentos médicos y jurídicos para el aborto de emergencia que incluían la salud mental. Esta excepción de la salud mental abrió las puertas al aborto libre en Estados Unidos.

El año pasado, los lineamientos encontraron impedimentos ante el reclamo de médicos y abogados keniatas. El Ministerio de Salud no había consultado a agrupaciones confesionales, que brindan hasta el 60% de la asistencia sanitaria en sectores de Kenia. Conscientes de la arrolladora influencia de las agrupaciones abortistas, los médicos provida rechazaron los lineamientos.

La reducción de la mortalidad materna y de las lesiones perinatales es prioridad de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, próximos a vencerse. Los lineamientos de Kenia prestan atención superficial a importantes causas como la preeclampsia severa y la hemorragia posparto, a cada una de las cuales se destina unas cuatro páginas, mientras que de se dedican 47 al aborto. Más del 60% de las recomendaciones no hacen nada para que los nacimientos sean más seguros.

Aunque supuestamente solo en caso de emergencias vinculadas con el embarazo, cualquier médico, enfermero, partero o responsable clínico con «capacitación adecuada» puede practicar abortos en el primer trimestre de embarazo en clínicas para pacientes ambulatorios. Los abortos en el segundo trimestre requerirían la consulta con un ginecólogo.

Las farmacias hubieran tenido que garantizar la existencia permanente de productos y equipamiento para la práctica de abortos. Se hubiera exigido a los farmacéuticos capacitación para proporcionar dosis según el tiempo de gestación.

Se hubiera exigido a los médicos derivaciones para la práctica de abortos y se hubiera permitido la objeción de conciencia solo a los individuos, no a las instituciones ni al personal de apoyo.

Los lineamientos indican dos vías para expandir el aborto legal: una ley del parlamento de Kenia o la ratificación plena de un tratado internacional con normas de aborto permisivas.

El único acuerdo que alega un derecho al aborto es la convención regional denominada Protocolo de Maputo. Kenia la ratificó con reservas para el artículo que trata del aborto. No obstante, los Artículos de San José, resumen de leyes y normas internacionales elaborado por treinta expertos en derecho internacional y en disciplinas afines, llega a la conclusión de que no existe ningún derecho al aborto en el derecho internacional.

Durante el referendo para la constitución de Kenia, el gobierno de Obama gastó 18 millones de dólares y ordenó a trabajadores estadounidenses, entre ellos, voluntarios de los Cuerpos de Paz, que hicieran campaña a favor de ella. El presidente Obama visitaría el país, se prometió, si se aprobaba la Constitución, pero nunca lo hizo.


 

Compartir esto.

Share