Madre, ¿Sólo hay una?

Madre ¿Sólo hay una?

Hasta este momento la ciencia ha demostrado que un hijo se concibe únicamente de la unión de un gameto femenino y un gameto masculino, con lo cual, pues sí, madre sólo hay una y padre también.

Vivimos momentos de confusión pues ahora algunas personas creen que esta verdad contundente ha cambiado, al punto que pudieran afirmar que un hijo es de la persona que “paga” por el….como si la vida humana estuviera en venta.

29ea3dbd_shutterstock_147978782s

Hay clínicas de fertilidad que ofrecen sus servicios como si de ello se tratara. Mujer, hombre ¿No puedes tener un hijo? nosotros te ayudamos: tenemos donadores de esperma, vientres en alquiler, óvulos donados, se lo hacemos a su gusto, todo lo que usted pudiera necesitar para “comprar” un hijo.

¿Absurdo, verdad? lo planteamos en el extremo porque ya está ocurriendo…

Por supuesto que es válido que existan parejas que al afrontar la infertilidad quieran recurrir a la ciencia para lograr concebir, pero para ello existen límites éticos ya que la vida es un don no un bien que se enajena.

Las personas no tienen derecho a tener hijos, a nadie podemos obligar para que nos los dé, ni exigirle a alguien para tener determinado número de hijos.

Tan es así que pudieras querer dos y resulta que tienes tres o pudieras querer uno y no tener ninguno, o bien no querer alguno y tener incluso más de uno.

¿Cuántos casos hay de mujeres que se han hecho la salpingectomía (ligadura de trompas de Falopio) y resultan embarazadas? En lo personal conocemos algunos.
Con estas ideas planteamos que un hombre y una mujer tienen la potencia para ser padres, pero no es algo que en última instancia dependa de ellos, pues los hijos son un regalo.

Así, tenemos en una esquina a las parejas que desean hijos y son estériles y en la otra tenemos mujeres que no quieren ser madres y quedan embarazadas.

Si hemos dicho que los hijos son un regalo y el mayor don que podríamos recibir, ¿cómo podemos explicar que existan mujeres que se rebelan al hecho de ser madres al grado que desean matar a sus hijos o que los matan?

Pues bien, las mujeres que se encuentran en esta penosa situación a menudo han sido presas de un mundo hedonista y materialista que les dice: “Oye, tu cuerpo es tuyo, disfruta el sexo seguro”; “Mujer, que nada interfiera tu proyecto de vida”; “Tú tienes derecho a decidir”; “Que nadie te diga cuando ser madre”; “el aborto es tu derecho, en el DF es legal”; “si no tienes como mantenerlo, elimínalo”…..y podríamos agregar un largo etcétera de frases.

Es responsabilidad de hombres y mujeres cuando inician su vida sexual hacerle frente a un posible embarazo, ya que de todo acto sexual se sigue dar vida. Las mujeres estamos llamadas a conocer nuestro cuerpo, nuestro ritmo, nuestros días fértiles pero no somos máquinas con lo cual el día menos pensado podríamos quedar encinta.

El hombre tiene que ser lo suficientemente hombre como para ocuparse de esa nueva vida concebida, un bebé es asunto de dos.

Si una mujer ha decidido no ser madre, se respeta. Ello no significa que deba tener licencia para matar, el hijo concebido tiene derecho a vivir y puede darse en adopción. Existen listas enormes de parejas que desean adoptar a esos bebés –inesperados para unas, deseados con el alma por otras-.

En este próximo día de las madres, queremos rendir homenaje a todas aquellas que le han dicho sí a la vida, porque gracias a ellas el mundo se enriquece con ese toque humano que embellece y transforma su entorno, que fomenta la unión de la familia y procura con ello hacer de este mundo uno mejor. ¡Felicidades Mamá!

Por: Ivette Laviada

Compartir esto.

Share