La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) discutirá estos días el amparo en revisión 1388/2015, promovido por una mujer quién con 20 semanas de gestación solicitó que el ISSSTE le practicara un aborto por razones de salud y éste centro hospitalario se negó.

De la decisión de Arturo Zaldívar, Jorge Pardo, José Ramón Cossío, Norma Piña y Alfredo Ortíz, dependerá que los bebés gestados cuenten con un lugar seguro en el vientre de sus madres o bien, que para algunos bebés el seno materno se convierta en su ataúd.
El proyecto de sentencia lo ha elaborado el ministro Zaldívar, el mismo que también estuvo a favor del uso lúdico de la marihuana.

esp20141113_arturo-zaldivar_141114

¿Cuáles son los antecedentes de dicho amparo? En noviembre de 2013 la mujer se sometió a un aborto en una clínica particular días después de que le fuera negado en el ISSSTE, por esta razón promovió un juicio de amparo indirecto alegando la discriminación implícita en los artículos 333 y 334 del Código Penal Federal, por no contemplar la práctica del aborto en los supuestos que a ella le convenían.

Dicho amparo le fue adverso y recurrió entonces al recurso de revisión, por tal motivo la SCJN atrajo el caso y hoy está en manos de la Primera Sala.

A juzgar por las acciones de la SCJN, pareciera que la agenda de género les dicta qué hacer, pues si leemos el proyecto de sentencia del ministro encontraremos argumentos que dan miedo viniendo del más alto tribunal del país.

Estar vivo no es suficiente para hacer valer tu derecho a la vida, ahora resulta que el ministro dice que el derecho a la vida se lo va uno ‘’ganando” conforme se acerca el nacimiento.
El ministro no “encuentra” argumentos sólidos para que vivan ambos, prefiere privilegiar que la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, que está por encima del derecho a la vida el de libre desarrollo de la personalidad y opina también que las mujeres que quieren abortar pelean por el derecho a la igualdad y no discriminación.

¡A muchos no nos convence! porque se trata de dos seres humanos a quienes la SCJN está obligada a reconocer su igualdad de derechos.

¿No es razón por demás injusta que se exalten privilegios para el que puede defenderse y para el que no tiene voz, no?

Este dilema lo resuelve “fácil” el ministro, pues para el, el niño concebido no tiene los mismos derechos que su madre, no los tiene hasta que nazca… con lo cual demuestra que los Tratados Internacionales firmados por México le tienen sin cuidado. ¡en ese caso, déjenlos nacer! No los maten antes, ¿no?

Ha dicho que el aborto es inconstitucional (sin importar que sea un crimen) toda vez que anula los derechos de las mujeres. ¿Qué dice? ¿Y el bebé?

Juego de palabras, es como si nos estuviera dando la mejor argumentación de lo que es un pie de manzana pero ante nuestros ojos está un pastel de chocolate.

¿Cuándo los ministros se empezaron a mostrar tan incapaces para sustentar sus argumentaciones en verdades tangibles? ¿Al servicio de quienes estarán?

El ministro Zaldívar es capaz de reconocer el valor que tiene la mujer como persona, ¡pero es ciego ante el valor que tiene un bebé concebido!

Sin duda la vida de los mexicanos está en peligro, la resolución que tomen estos 5 ministros si es favorable al aborto logrará que se pierdan muchas vidas sin ninguna razón.