Garantizan senadores que reformas constitucionales no serán dádivas

                                                  Mérida, Yuc., a 4 de abril del 2011.

GARANTIZAN SENADORES  QUE VIDA, FAMILIA Y LIBERTAD RELIGIOSA NO SERÁN UNA DÁDIVA DEL ESTADO
• La persona está intrínsecamente vinculada al ser humano y un ser humano lo es desde el momento de la concepción, dijo Beatriz Zavala.
• Las sanciones a las violaciones en derechos humanos deben  establecerse a más tardar en un año en las leyes secundarias: Cleominio Zoreda.
• Las reformas se deben aplicar e interpretarse de la manera que más favorezcan a las personas: Alfredo Rodríguez

Las reformas constitucionales en materia de Derechos Humanos buscan garantizar que la vida, la libertad religiosa, la familia, el asilo político, el libre tránsito, entre otros,  estén intrínsecamente vinculados al ser humano, de tal manera que  el Estado no asuma tales garantías como una dádiva  que otorgue o retire a su libre albedrío, advirtieron los tres senadores  del Estado de Yucatán.

Por su parte, más de cuarenta grupos de la sociedad civil  que forman parte de la Red Pro Yucatán urgieron a los legisladores a realizar los cambios pertinentes a las leyes secundarias para que las recientes reformas constitucionales en materia de derechos humanos tengan plena vigencia y no se conviertan en “letra muerta”.

Los senadores Beatriz Zavala Peniche (PAN), Cleominio Zoreda Novelo (PRI) y Alfredo Rodríguez y Pacheco (PAN), participaron hoy en el Foro “Expectativas y beneficios para nuestra sociedad de las recientes reformas Constitucionales”, en donde explicaron los alcances de las modificaciones legislativas que ahora deberán ser ratificadas por  al menos 17 de los Congresos Estatales para que entren en vigor.

El priísta Cleominio Zoreda dijo que en un año a más tardar  las leyes secundarias deberán establecer claramente  los mecanismos para que las violaciones a los derechos humanos sean objeto de sanción y evitar que el Estado incumpla su responsabilidad de acatar la nueva ley.
 
Al responder a diversos preguntas de los representantes de la sociedad civil el senador Alfredo Rodríguez dijo que las reformas hacen un alto reconocimiento de los derechos humanos consagrados en nuestra Carta Magna, así como a los que se establecen en los tratados internacionales de los que México sea parte. Todos ellos, puntualizó, deberán ser acatados, aplicados e interpretados de la manera que más favorezca a las personas.

A su vez la senadora panista Beatriz Zavala  enfatizó que “lo que cambia la concepción de los derechos humanos en  esta nueva reforma es que se introduce la preeminencia de la persona y por ello tiene derechos humanos plenamente reconocidos, no es que el Estado los otorgue;  la persona está intrínsecamente vinculada al ser humano y un ser humano lo es desde el momento de la concepción”, expresó.

 

 

Luego de tres sesiones de preguntas y respuestas las organizaciones de la sociedad civil que conforman la Red Pro Yucatán, presididos por Ivette Laviada  se congratularon de  que el legislativo haya aprobado estas leyes en materia de derechos humanos, pero advirtieron que se mantendrán vigilantes de que las leyes secundarias den plena vigencia a la protección de estos derechos y que no se conviertan en “letra muerta”

“Debemos congratularnos de que conforme a lo establecido en el Pacto de San José y gracias a esta reforma el derecho a la vida queda legalmente establecido en México desde la concepción, por lo que esperamos que legislaciones como la que existe en el Distrito Federal que asesina a niños de menos de 12 semanas deban ser derogadas conforme a lo que establecen los artículos transitorios de la reforma”, estableció Ivette Laviada, en las conclusiones de foro al demandar que se tome como ejemplo las reformas realizadas en 18 estados de la República que protegen la vida desde su  inicio en la concepción.

Asimismo,  dijo, debe modificarse a la brevedad la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público para garantizar que todos los ciudadanos mexicanos puedan expresar en público y  en  privado libremente cualquier  creencia religiosa, “sin censura alguna por parte de la autoridad”.

Laviada urgió  a realizar los cambios pertinentes a las leyes secundarias derivados de esta Reforma, a fin de que derechos humanos como la vida, la Libertad Religiosa y la familia,  entre otros tengan plena vigencia.

Al detallar el términos de preferencias sexuales, el senador Rodríguez y Pacheco detalló que el proceso se inició en la Cámara de Diputados y luego pasó a su aprobación para el Senado de la República, y aunque se prefería dejarlo en el sentido más amplio de las preferencias “las bondades de esta reforma son muy amplias y no podrían detenerse por esta palabra”.

La senadora  Zavala  especificó que esta reforma establece en orden prioritario la aplicación de la Constitución, de los tratados internacionales, por lo que al ser implícito la aplicación de los tratados internacionales suscritos por México,   destaca el Tratado de San José   que define el derecho a la vida desde la fecundación.

Al foro al que asistieron el presidente de la Comisión estatal de Derechos Humanos, Jorge Victoria Maldonado;  la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia,  Celia Rivas Rodríguez; la diputada del Congreso local, Magaly Cruz Nucamendi; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Jorge Caamal Burgos  y representantes de Sociedad en Movimiento, los senadores de la República por el estado de Yucatán, dejaron claro que estos cambios constitucionales deberán ser aprobados  por las dos terceras partes de los Congresos estatales, es decir 17 entidades de la República para su plena vigencia.

—ooo000ooo–           

Compartir esto.

Share