Gana adolescente fallo en contra de sus padres para no abortar

GANA ADOLESCENTE FALLO EN CONTRA DE SUS PADRES PARA NO ABORTAR

*El derecho a ser madre está por encima de presiones judiciales, políticas o sociales: ONGs

 

Una joven adolescente de Texas con 10 semanas de embarazo ganó el derecho de proteger la  vida a su bebé y concluir su embarazo, después de interponer una demanda  en contra de sus padres, quienes la querían obligar a realizarse un aborto.

Organizaciones de la sociedad civil mexicana respaldaron el fallo, porque no sólo protege la maternidad, sino el derecho de la mujer a ser madre,

“Esto demuestra que la decisión de una mujer a ser madre está por encima de razones judiciales, políticas o sociales”, dijo Reina Suárez de la organización Sentido Común de Puebla.

Los hechos iniciaron  hace unas semanas cuando una adolescente de Texas denunció  a sus padres por recibir de ellos coacción “verbal y física” para someterse a un aborto.  De acuerdo a la demanda la joven con dos meses de embarazo, explicó que como “castigo” por querer tener a su bebé no le permitieron ir al colegio y que tanto sus padres como sus abuelos han intentado darle  medicamentos para abortar.

Sin embargo, después de varios días, la Corte Familiar de Distrito emitió la orden judicial de prohibir a los padres de la menor identificada en los documentos de la Corte solo como “REK”,  presionarla para que cancele su embarazo.

Apoyada por el novio  y padre del bebé, Evan Madison, así  como por  el Centro para la Defensa de la Vida de Texas que le  brindó asesoría legal, el caso llegó a la Corte Familiar de Distrito 308 del condado de Harris, en Houston, que primero dio la orden de “alejamiento temporal” de la joven de sus padres hasta que el caso fuera  juzgado.

 

Ahora la Corte concedió la medida cautelar para que REK concluya con su embarazo y emitió la orden para que los padres de la niña le den consentimiento para que se case con el padre del bebé; le pagarán la mitad de los gastos médicos relacionados con el embarazo hasta que ella se case y acordaron “no utilizar la fuerza física o la coacción psicológica” hacia la adolescente para hacerla abortar.

De acuerdo con Ivette Laviada de la Red Pro Yucatán, el fallo es positivo pues no sólo salva una vida, sino que demuestra en un país como Estados Unidos donde la mujer puede recurrir al aborto por cualquier causa, que el derecho a la maternidad también debe ser protegido.

"Cuando hablamos de derechos sexuales y reproductivos, esperamos sobretodo que los jóvenes comprendan el alcance que estos tienen; cuando inician una vida sexual activa, esperamos que sean responsables de las consecuencias que estos actos conllevan, ya que a todo derecho corresponde una obligación”, dijo.

En este sentido celebró que la joven pareja  de Texas haya defendido su derecho a ser padres, además de que la Corte actuó en consecuencia permitiendo salvaguardar el derecho a ser madre de la joven REK, así como el interés superior de su hijo a gozar de la vida.

Al respecto, Marisol López de la organización Sé Mujer de Veracruz,  subrayó que el caso demuestra que “el derecho a decidir”  que invocan grupos pro aborto, muchas veces no es el de la madre como REK , sino que se pretende hacer efectiva la “decisión” de los padres, de la pareja o incluso de explotadores sexuales de la mujer.

Por eso, dijo, organizaciones de la sociedad civil mexicana reiteran el valor de la maternidad al proteger el derecho del niño o niña por nacer y de la mujer, sin poner en duda el valor que tiene uno por encima del otro.

Compartir esto.

Share