Fracasan abortistas frente a Parlamento Europeo


FRACASAN ABORTISTAS FRENTE A PARLAMENTO EUROPEO

El Gobierno popular de Mariano Rajoy se alzó con un contundente triunfo en el Parlamento Europeo cuando éste rechazó propuestas de respaldo a políticas pro-aborto. Los parlamentarios europeos dejaron intacta la determinación de España de realizar cambios que favorezcan el derecho a la vida desde su inicio en la concepción recientemente aprobados por su Consejo de Ministros.

Si bien el asunto fue tratado en el pleno –con escasos participantes-, al final no se aprobó ninguna resolución como suele ocurrir con los temas tratados por la Eurocámara, ya que se dejó claro que ésta no tiene competencia en asuntos de aborto.

El PSOE y otros grupos de izquierda fracasaron así en el intento de  lograr el respaldo del Parlamento Europeo para criticar el proyecto de reforma de la Ley del Aborto de España.

El debate, llamado la "No discriminación en el marco de los derechos de salud sexual y reproductiva” se centró en el caso español cuyo Consejo de Ministros aprobó recientemente la propuesta de reforma a la ley del aborto, a través del Anteproyecto de “Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Mujer Embarazada”.

 

Éste era un nuevo intento de los socialdemócratas de redimirse del “golpe” recibido en diciembre pasado, cuando el Parlamento Europeo rechazó por segunda vez un informe sobre salud sexual y reproductiva que pretendía establecer como  “derecho” de la mujer, el acceso al aborto y pedía a los gobiernos europeos que asegurasen la educación sexual en la enseñanza obligatoria.

El vicepresidente de la Comisión Europea, el liberal Siim Kallas, destacó que "la Unión Europea no tiene competencia en políticas de aborto y, por tanto, no puede interferir en políticas nacionales en este ámbito", como querían los eurodiputados de izquierdas.

 En este sentido, dijo que "respetar las competencias de los Estados miembros es lo que hacemos para garantizar sistemas sanitarios que puedan cubrir las necesidades de los ciudadanos, la igualdad y la justicia".

 Por su parte, el líder de la delegación del Partido Popular en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, destacó que el debate en Europa sobre el aborto "es clave y esencial" y el asunto radica en defender los derechos del ser humano que todavía no ha nacido.

En la misma línea, la popular Teresa Jiménez−Becerril, recordó que este asunto es competencia de los Estados miembros, por lo que lamentó que los socialistas españoles pretendan "saltarse las reglas del juego porque temen no ganar este debate en el Parlamento de España".

 Así, recordó que el PP está perfectamente legitimado para desarrollar su programa y los valores que defiende, como la defensa de la vida.

 Además, echó de menos que ningún diputado "haya tenido ni una sola palabra a favor de los no nacidos. Tienen alergia a hablar de eso", manifestó.

 Jiménez−Becerril preguntó además directamente al diputado de Aralar Iñaki Irazabalbeitia, quien previamente había criticado la propuesta española sobre el aborto, sobre su "idea del derecho a la vida".

 Desde el grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), Ryszard Antoni Legutko criticó lo que llamó la "nueva ofensiva ideológica" emprendida por algunos, y recalcó que "el derecho reproductivo es un derecho ideológico que busca ocultar las prácticas morales de lo más dudosas", lo que deriva en "una violación masiva de las cláusulas de conciencia humana" porque se coarta la libertad de médicos, sacerdotes y juristas, "que se ven obligados a hacer cosas moralmente deleznables".

En diciembre pasado, el Consejo de Ministros de España dio a conoce la propuesta de reforma  a la ley del aborto, que de aprobarse sólo se permitirá bajo dos supuestos: grave peligro para la salud física o psíquica de la mujer embarazada o que el embarazo sea consecuencia de una violación.

Asimismo, la propuesta de ley  considera a la mujer que se somete a este procedimiento como una víctima por lo que “no habrá pena alguna para la mujer, ni privativa de libertad, ni multa alguna, ni siquiera con carácter subsidiario, a diferencia de lo que ocurre en la legislación actual”.

La norma plantea eliminar la posibilidad de que las menores de edad puedan abortar sin que medie consentimiento paterno y garantiza la objeción de conciencia para todos los médicos. Asimismo,  garantiza que el aborto sea realizado por un médico, en centros acreditados. Asimismo, se prohíbe la publicidad que difunda la práctica del aborto.

 http://www.siete24.mx/siete24/derechos-de-todos/73556-fracasan-abortistas-frente-a-parlamento-europeo.html

 

Compartir esto.

Share