FIRMAS para No Legalización de la Marihuana

Se está haciendo un esfuerzo a nivel nacional para recoger firmas con el fin de evitar la legalización de la marihuana.
 
Les adjunto el boletín informativo de las razones por las cuales NO se debe de legalizar,  del Dr. Salvador González de la Clínica CAIYRAD. (Clínica de Atención de Adicciones).
 
Las hojas las pueden entregar en:
 
Instituto Municipal de la Juventud al Sr. Antonio González Blanco (Director) 
Calle 64 # 547 x 67 y 69 Centro. Tel. 924-69-62 Ext. 81766

Centro de Integración Juvenil al Lic. T.S..Víctor Roa (Presidente)
Calle 55 # 535 x 64 y 66 Centro.  Tel. 923-32-87
 
Oficinas de la RED a la Sra. Mildred González.
Calle 19 # 94 x 18 Col. México Norte.  tel. 944-70-99
Centro de Integración Juvenil al Lic. T.S..Víctor Roa (Presidente)
Calle 55 # 535 x 64 y 66 Centro.  Tel. 923-32-87


ENTREGAR A MAS TARDAR EL 13 DE SEPTIEMBRE.
 

Razones por las cuales no se debe legalizar la marihuana:

La cannabis sativa es una especie herbácea de la familia Cannabaceae, con propiedades psicoactivas. Se ha utilizado durante milenios como planta medicinal (con registros escritos que datan de 2737 a.C), como psicotrópico y como una herramienta de carácter espiritual, además los seres humanos han cultivado esta planta en el transcurso de la historia como fuente de fibra textil, aceite de semillas y alimento.

El cannabis no era una planta prohibida, hasta que se dieron a conocer los riesgos y efectos negativos de su consumo, es así que en diciembre de 1937 el Congreso de Estados Unidos aprobó su prohibición. Posteriormente se esparció esta idea en todo el mundo.

En México no se penaliza el uso de plantas alucinógenas para usos rituales por parte de comunidades indígenas. En 2009,  se reformó la Ley General de Salud, donde se establece que no se ejerce acción penal contra un consumidor o farmacodependiente que porte hasta 5 gr de mariguana siempre y cuando sea para su consumo personal, sin embargo, está prohibida su producción, distribución, venta, consumo y cultivo.

Actualmente la mariguana está clasificada como una droga con un nivel de peligrosidad similar al de la heroína o drogas sintéticas como el PCP, contiene 400 componentes químicos, 60 son cannabinoides y muchos de estos son cancerígenos.

 En sociedades de consumo relativamente bajo, como México, existe el riesgo de que una eventual regulación se asocie con incrementos al consumo, según el INEGI en México hay más de 1 millón 347mil consumidores de esta droga, la población más afectada son los jóvenes de 15 a19 años, aunque muchos inician antes de los 11 años, también sabemos que el 24.7% de quienes cometieron un delito lo hicieron bajo los efectos de alguna droga.

En general los países con mayor permisividad tienen el mayor índice de consumo, algunos ejemplos son:Uruguay: 12.2% 2011 uso medicinal, Argentina 15.8% desde 2009 uso medicinal-propuesta despenalizar, Chile: 24.3 % Consumo más alto, Holanda: 25.7% 1976-2012 prohibido, Estados Unidos: 41.9% Desde 1996 consumo despenalizado así como uso médico, a la fecha está autorizado en 16 estados, Canadá: 43% consumo despenalizado y el uso médico permitido, España: 32.1% 2002 despenalizado-1999 uso médico.

Las personas que consumen marihuana regularmente y a largo plazo pueden hacerse psicológicamente dependientes de la droga, puede serles muy difícil limitar su consumo, pueden necesitar una mayor cantidad de la droga para producir el mismo efecto y pueden encontrar problemas en sus puestos de trabajo y sus relaciones personales, la droga puede convertirse en el aspecto más importante de su vida. Las drogas afectan los circuitos del cerebro involucrados en la recompensa, la motivación, la memoria y el control inhibitorio. Cuando estos circuitos se alteran la persona pierde la capacidad de elegir libremente utilizarlas o no, a pesar de que esto implique perder todo aquello que valoran; en esencia esta es la adicción, la incapacidad de parar, constituye una pérdida de libertad.

Un estudio en universitarios mostró que ciertas habilidades críticas relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje están alteradas en aquellas personas que usan marihuana con mucha frecuencia, aún después de descontinuar su uso por 24 horas. Estos estudios indican que los usuarios tienen menor rendimiento que los no usuarios, mayor aceptación de comportamientos anormales, mayor comportamiento delincuente y agresión, mayor rebeldía, relaciones más dificultosas con sus padres y mayores asociaciones con amigos delincuentes y que consumen drogas.

Es cierto que algunas personas experimentan reacciones psicopatológicas después de consumir cannabis (crisis de ansiedad, reacciones paranoides, despersonalización, sensación de pérdida de control, etc.), y también hay evidencias de que puede potenciar y agravar –en personas con predisposición– psicosis de tipo esquizoide. El consumo de cannabis y sus derivados puede afectar muy negativamente a personas con antecedentes de trastornos psiquiátricos.

      Las investigaciones han demostrado que las neuronas del sistema de procesamiento de información del hipocampo y la actividad en las fibras nerviosas son reprimidas por el TCH (tetrahidrocannabinol, la principal substancia psicoactiva del cannabis). También, los investigadores han encontrado un deterioro de los patrones de conducta aprendidos, también dependientes del hipocampo, el cual afecta a las funciones superiores de los sentimientos, memoria y acción.El uso continuo de la marihuana puede llevar al funcionamiento anormal del tejido pulmonar, debido a su destrucción o trauma, además puede causar un marcado aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial y  aumenta el riesgo de sobrecarga del sistema cardiovascular.

Según los resultados de la encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica de agosto 2013, 49.6% de los mexicanos está en contra de la legalización, 13.4% está a favor y 59.9% considera que una eventual legalización afectará al país, ya que las partidas de atención de la salud pública se verían rebasadas históricamente por las secuelas de los “usuarios recreativos”, además de que legalizar la mariguana abriría la puerta a la legalización de otras drogas, que sea legal no quiere decir que sea bueno.

Responsables: CLÍNICA CAIYRAD

[email protected]

920-16-38

 

 

 

Compartir esto.

Share