El Cine que nos refleja una realidad

Aurora Alvarez de Vega

            Debemos cuidar los valores que ensalzamos y a quien convertimos en héroe. Hay dos películas que acaban de estar en cartelera y que nos muestran los dos lados de la balanza. En cada una de ellas esta representado el bien y el mal, de hecho la vida misma es una relación constante de estos dos factores. Solo que en una de ellas los valores de el dinero fácil, el éxito a cualquier costo, la deshonestidad y la infidelidad son realzados y presentados como algo deseable. En la otra película  se refuerzan y destacan los valores de la amistad , el amor, el honor y la familia. Desgraciadamente la publicidad ha estado mas con la primera que no la segunda,  asi que es probable que muchas personas no entiendan esta comparación pero si les es posible réntenlas y véanlas para que estudien la diferencia y que de esta comparación resulte algo inspirador y digno de cambiar el paradigma de los valores que dicta hoy la sociedad y que a veces sin darnos cuenta nos atrapa y nos hace buscar el éxito ahí donde solo podemos hallar la soledad y la desilusión.

            La primera película es “El Lobo de Wall street” escrita por su personaje protagonista Jordan Belfort, en donde un guapo Di Caprio representa al hombre exitoso de hoy, fruto de la bolsa de valores que encuentra en la corrupción, la infidelidad, la droga y el dinero , el éxito. La enseñanza de esta película me resulta triste no solo por la imagen del hombre promiscuo y vicioso que representa sino por que al final , después de una última traición a todos los que trabajaron con el,  logra reducir su castigo y continua obteniendo éxito y dinero de enseñar su sistema de vida y su lamentable escala  de valores.

            La otra película, la que realmente vale la pena ver , es “La ladrona de libros”,  basada en una novela de Markus Zusak,  que nos presenta una historia inspiradora y esperanzadora de una niña que queda huérfana durante la II Guerra Mundial y en medio del miedo, la violencia, el abandono y las perdidas conoce el valor de la familia, de la honestidad, de la lealtad y del amor. En esta película la protagonista logra su éxito basando su vida y aprendiendo de quienes la rodean que siguen unos valores positivos que le dan al mundo una esperanza de cambio y de fe , en una especie que ha perdido su rumbo, que siguiendo una brújula falsa ha decidido buscar el éxito en los lugares equivocados. Y que sin embargo puede llegar a hacer cosas heroicas en beneficio de los demás, que es capaz de sacrificios enormes  por el bien común, que puede  encontrar en el amor a los demás y en el honor y la integridad la satisfacción personal y la verdadera felicidad

            Hoy tenemos un  tiempo de reflexión para definir cuales son nuestros valores, para ver quienes son nuestros héroes  y los que les heredaremos a nuestros hijos , si Jordan Belfort o Liessel , quien sin realmente haber existido, por que solo es la protagonista de una novela de ficción , sin embargo nos enseña el rumbo que hemos perdido pero que todavía estamos a tiempo de recuperar si escogemos bien quienes son nuestros héroes, si afianzamos nuestros valores y se los enseñamos con el ejemplo a quienes nos rodean, si recordamos lo que significa el valor y el amor y dejamos que ellos guíen nuestras decisiones. Sin duda un par de pelicular que nos retratan y nos ayudan a decidir cual es el camino que queremos seguir.

Compartir esto.

Share