¡Era un secreto a voces! La empresa de abortos más grande del mundo con filiales en prácticamente todo el Planeta y que ya había quedado al descubierto por que se comprobó que trafican con los bebés asesinados en los vientres de sus madres siempre ha contado con el cobijo de muchos partidarios demócratas en Estados Unidos.

El presidente Obama, cuando el Congreso americano retiró los fondos que les daban para sustentar sus maliciosas actividades, envió un decreto para que se los restituyeran.

hillary-death-575x301

¿Quién es International Planned Parenthood Federation (IPPF)? fue fundada en 1952 con la idea de que cada mujer tenía que ser dueña de su cuerpo y decidir por tanto como ejercer la sexualidad y cuando tener o no un hijo. A vista de pájaro, sus intenciones parecen “loables”, ya que una mujer no debe de ser obligada a ser madre, el problema es que sus métodos no ofrecen garantías para el bebé en gestación, simplemente se le mata, y no se da la opción a la adopción para salvar estas vidas.

Hillary Clinton, desde hace muchos años ha sido activista en esta materia, en 1995 en Beijing en la 4ª. Conferencia sobre la Mujer, alzó la voz para “defender” los derechos de las feministas y ha dicho en distintas ocasiones frases como estas: “Los bebés en el vientre no tienen derechos constitucionales”; “Una mujer debería tener el derecho de abortar incluso horas antes del nacimiento”; “Pediré que se aumente la asistencia económica a los centros abortistas; ya lo he estado haciendo por mucho tiempo”…y otras más por el estilo.

Ello quedó más que confirmado pues pocos días antes del cierre de la campaña, Planned Parenthood (IPPF) lanzó otro donativo de 30 millones de dólares como apoyo a Clinton, ¿Leímos bien? Dijimos “otro”, es decir que ya habían donado una cantidad igual porque para ellos representaba el gran negocio -ganar-ganar- con la demócrata.

De buenas gentes en la IPPF no tienen nada, ¿se imaginan poder destinar semejante cantidad de dinero a una campaña electoral? A todas luces se nota como hacen el gran negocio de su vida, reciben fondos de gobierno y además cobran por los abortos y otros servicios, y para colmo también trafican con los miembros de los bebés abortados, para ellos es un negocio más que redondo y multimillonario….pero del plato a la boca….esperamos que se caiga la sopa!

Estados Unidos en esta ocasión se las vio negras al elegir quien pudiera gobernar esa nación, pues parecía que tan malo el pinto como el colorado.

Los medios de comunicación por más que orientaron el voto hacia la demócrata, que IPPF dispuso de más de 3,500 voluntarios para ir casa por casa por el voto joven aplaudiéndoles lo que muchos chicos quieren escuchar, sexo sin compromiso, libertad sin responsabilidad, etc, etc. y tantas otras formas de convencer a los votantes; al final se impuso para muchos que no se puede violentar el derecho a la vida así nomás.

Si un futuro presidente no es capaz de respetar el derecho que da origen a todos los demás, ¿qué se puede esperar de su mandato? Violación tras violación a los derechos de los ciudadanos, además de que ya se le percibía como una persona que no es de fiar.

Aunque se sabe que tiene amplia experiencia en la gestión política, que lleva muchos años trabajando en activo, que tiene suficiente preparación académica, y todo lo que quieran agregar, parece que para los ciudadanos no es suficiente si no se ofrece una garantía de valor tan trascendental como la protección del derecho a la vida y la vivencia de su fe.

Por: Ivette Laviada