Centro de Justicia para Mujeres

Por: Ivette Laviada

 

Desde hace algún tiempo una demanda de la sociedad  civil organizada, especialmente de quienes en nuestro quehacer atendemos mujeres en diversas situaciones ha sido solicitar a las autoridades que se le dé amplia capacitación al personal de ministerios públicos, y a todo aquel que tiene que ver con ellas a fin de erradicar toda forma de discriminación y violencia hacia el género femenino, sobretodo cuando se presenta una demanda sea por violencia doméstica, violación sexual, o cualquier otro delito que les afecte.

¿La razón? el porcentaje de mujeres y niñas que sufren algún tipo de violencia en México es de 7 por cada 10 según el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES); en Yucatán  según cifras del INEGI de 2010 el 59.8% de mujeres de 15 años y más han vivido incidentes de violencia por parte de su pareja o de la familia, en la comunidad, en el trabajo o en la escuela. 

En espacios comunitarios este grupo ha dicho ser víctima de violencia en un 32%; en las escuelas las mujeres que trabajan han sufrido violencia laboral un 33.6%.

La violencia que más frecuentemente sufre una mujer de 15 años y más es la que recibe de su pareja en una proporción del 37.9%.  Por estas cifras como ejemplo y por los muchos testimonios de las mujeres que atendemos en distintos eventos se hace muy necesario tener autoridades preparadas y sensibilizadas con perspectiva de género para impartir justicia.

El Centro de Justicia para las Mujeres, es un sueño acariciado que fué tomando forma a lo largo de un año gracias a la sensibilidad de la Fiscal Celia Rivas, desde que se hiciera el anuncio de su construcción muchas organizaciones nos sumamos de inmediato al proyecto por considerarlo de suma importancia.

Mujeres que se tuvieron que armar de muchísimo valor para ir a denunciar que fueron víctimas de violencia se enfrentaban a personal de ministerios públicos que antes de recibir la queja las desalentaban para que se retiraran sin más ni más ya que les recordaban que su pareja seguramente volvería a agredirlas si se enteraban que los habían denunciado y les preguntaban si estaban concientes de las consecuencias que tendrían si ¨querían justicia¨, para lo cual, por no contar con el apoyo de las autoridades, muchas de ellas no ejercían ninguna acción legal quedando el agresor  y su delito en completa impunidad.

Afortunadamente cada día que pasa acciones como la anterior están quedando en el pasado.  El nuevo Centro se erige a un costado de la Fiscalía General del Estado, un edificio pensado y construido con perspectiva de género en donde en los diferentes espacios se palpa la delicadeza que se tuvo para en el futuro atender a las mujeres y a sus familias si fuere el caso, dando así un apoyo integral.

El Centro contará con la participación de varias instancias legales como la propia Fiscalía General del Estado que se encargará de la recepción e investigación de las denuncias, y el seguimiento de las mismas.

El Centro Estatal de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana se encargará de la realización de los programas preventivos con personal especializado.

El DIF se encargará de brindar protección a menores de edad en situación de riesgo, así como de dar apoyo jurídico, psicológico y asistencia social a las mujeres víctimas.

El Instituto para la Equidad de Género, implementará talleres para la prevención de la violencia de género y tambien otorgará asesoría jurídica y psicológica.

La Secretaría de Salud, otorgará atención médica general y de emergencia a las víctimas.

La Secretaría de Fomento Económico, brindará capacitación y apoyo a las mujeres para que puedan tener estabilidad económica.

La Secretaría de Trabajo y Previsión Social, brindará ofertas laborales y becas.

La Secretaría de Educación, se ocupará de la ludoteca del Centro atendiendo a los hijos de las usuarias mientras son atendidas.

La Secretaría de Desarrollo Social, impartirá capacitación laboral para que puedan en el futuro alcanzar un mejor desarrollo económico.

El Instituto de la Defensa Pública, coadyuvará con las instituciones para la aplicación correcta de las medidas legales que protegen a la mujer, la niñez y la familia.

Por último, las Organizaciones de la Sociedad Civil coordinarán servicios multidisciplinarios según sea el caso para atender a las mujeres víctimas de violencia.

Este viernes, en conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, celebramos que en Yucatán se inaugure el Centro de Justicia, pero sobretodo que se le esté dando la importancia que merece, las mujeres no sólo somos más de la mitad de la población sino que somos el agente promotor de  la familia por naturaleza, es decir en nuestras manos se deposita por decirlo de alguna forma el futuro de la sociedad.

 

Compartir esto.

Share