Bolivia ratifica la constitucionalidad de la Defensa del Respeto a la Vida desde la concepción

El Tribunal Constitucional (TC) de Bolivia hizo pública hoy en Sucre, sede del poder judicial, la sentencia constitucional 0206/2014  en la que ratifica la constitucionalidad de la defensa del derecho a la vida desde la concepción, por lo que  la cancelar la vida del bebé en gestación, seguirá siendo un delito y sólo se permitirá en los supuestos permitidos por la ley como violación, incesto, estrupo  y riesgo de vida para la madre.

La sentencia fue dada a conocer en una rueda de prensa por los miembros del Tribunal Constitucional, presidido por Ruddy Flores, quien explicó que "el único requisito para que sea aplicado el aborto sin una sanción penal comprende presentar la denuncia ante las autoridades competentes".

Flores precisó a preguntas de la prensa que la denuncia deberá ser presentada ante el Ministerio Público, lo que supone un paso intermedio entre la mera denuncia policial y la judicial.

De acuerdo con la Agencia Terra, hasta ahora era  ineludible el  requisito de contar con una autorización judicial para abortar en los casos en que la ley lo permite .

Con esta sentencia, se permitirá el aborto "si hay un hecho delictivo que ha generado un embarazo que está al margen de los derechos de la mujer".

La obligatoriedad de un permiso judicial había topado con el retraso de la Justicia boliviana, lo que provocaba que, aún en los supuestos legales de interrupción del embarazo, la orden del juez no llegara a tiempo.

El fallo del Tribunal Constitucional responde a un recurso planteado por la diputada oficialista Patricia Mancilla que cuestionaba varios artículos del Código Penal relativos a la penalización del aborto.

El presidente boliviano, Evo Morales, ha sostenido que el aborto es un delito, pero también ha reconocido que el tema  debe debatirse con la sociedad.

A su vez, sindicatos campesinos e indígenas leales al gobernante rechazan el aborto de forma tajante, porque lo consideran "una pena de muerte".

Compartir esto.

Share