Boletin y Fotos 3er Foro Vida y Familia Querétaro

Santiago de Querétaro, Qro., a 19  de septiembre  del 2012

REVELA ESTUDIO QUE EL BIENESTAR SOCIAL SE ENCUENTRA EN LA FAMILIA TRADICIONAL

*El bienestar social aumenta  entre las familias integradas por madre y padre casados y con hijos biológicos, afirma el Dr.  Fernando Pliego.

*Urge académico  de la UNAM ampliar el enfoque de las políticas públicas con perspectiva de familia y reforzar la protección de familias con carencias.

La estructura familiar que garantiza el mayor bienestar de la población y la protección de sus derechos humanos es la conformada por matrimonios estables y donde padre y madre biológicos cuidan de sus hijos¸ reveló un estudio realizado en 13 países democráticos.

 El Dr. Fernando Pliego Carrasco, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, participó en el Foro “Querétaro por el Derecho a la Vida y la Familia”  que con motivo del tercer aniversario de la reforma constitucional se llevó a cabo en el Auditorio del Centro Cívico de esta Ciudad.

 En conferencia de prensa  señaló que la investigación  publicada en el libro “FAMILIAS Y BIENESTAR EN SOCIEDADES DEMOCRÁTICAS. EL DEBATE CULTURAL DEL SIGLO XXI”, señala  que el 84.9 por ciento de los registros de información estadística aportada por 351 publicaciones académicas oficiales mostraron que las familias integradas por parejas casadas y con hijos comunes tienen  mejor bienestar, mientras que los demás tipos de familia sólo aseguran mejores condiciones de bienestar en 1.2 por ciento de los registros de información.

 

 El doctor Pliego señaló que el estudio realizado en México, Australia,  Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos de América, Holanda, Japón, Noruega, Perú y Reino Unido de la Gran Bretaña analiza las tendencias generales de bienestar.

 Así, se encontró que el tipo de matrimonio que es facilitador del bienestar en la sociedades democráticas actuales es aquel donde se valora la estabilidad de la pareja, pero los hombres y las mujeres se relacionan de una manera más cooperativa y equitativa y adquieren nuevas habilidades emocionales y educativas para atender conjuntamente a sus hijos en los nuevos contextos de problemas y necesidades sociales.

 De acuerdo con la información disponible, basada en censos o encuestas nacionales elaboradas a partir de 1995 en estas naciones, se advierte que en las familias donde los hijos cuentan con la presencia de sus dos padres biológicos, hay menos violencia contra mujeres y niños; los indicadores de salud física son mejores; los problemas de salud mental disminuyen; los ingresos son mayores y el empleo más frecuente; hay mejores condiciones de vivienda; hay más cooperación en las relaciones de pareja; los vínculos entre padres e hijos son más positivos; disminuye el consumo de drogas, alcohol y tabaco; la conducta social de los hijos es más cooperativa; hay menos índices de delincuencia y el desempeño escolar es mejor.

 El estudio tomó en cuenta los censos de población y encuestas representativas levantados en estas naciones, así como los índices de bienestar social y los indicadores de educación, seguridad física, funcionamiento de la pareja, salud sexual y reproductiva, ingresos y trabajo, así como vivienda entre otros.

 El doctor Pliego citó que en todos los países donde se analizó violencia y estructuras de familias, se encontró de manera sistemática que hay mayor riesgo de violencia cuando los adultos viven en unión libre.

 En el caso de México, el estudio elaborado por el Instituto Nacional de las Mujeres a través de la UNAM en más de 83 mil casos, revela que en todo tipo de parejas hay violencia contra la mujer, pero en las mujeres casadas civil o religiosamente había violencia física en 7.9 por ciento de los casos en el último año analizado, en tanto que  en las que cohabitaban en unión libre los niveles de violencia llegaron a 14.5 por ciento, es decir 80 % más.

 Pliego mencionó que otro estudio del Instituto Nacional de las Mujeres, en coordinación con el Instituto Nacional de Psiquiatría sobre el abuso físico y sexual contra mujeres adolescentes,  muestra que el 38 % los casos se registró en niñas adolescentes que vivían con una mamá sola; cuando vivían con su mamá y un padrastro subía a 66 % en comparación con las que vivían con su papá y su mamá biológicos.

 El académico mencionó que la Universidad Iberoamericana y el CIDE realizaron la “Encuesta Nacional sobre Niveles de Vida  de los Hogares” que estudio entre otros aspectos la deserción escolar de adolescentes y su relación con estructurales familiares, en la que menciona que cuando los niños, viven con su mamá y su papá biológicos, el 9 % desertó de la secundaria, pero cuando vivían con su mamá divorciada o separada subía hasta el 17 %.

 Citó también el  caso de países altamente desarrollados, como Australia,  donde un estudio sobre homicidios señala que en las uniones libres ocurrieron nueve veces más homicidios contra mujeres cometidos por su pareja que los que ocurrieron en parejas casadas.

 Sin dejar de reconocer los problemas y limitaciones que suelen ocurrir en familias encabezadas por matrimonios con hijos comunes, Fernando Pliego subrayó que la evidencia disponible de este estudio mostró que la línea creciente del bienestar social cruza de manera más fácil por la familia tradicional.

 

 

Santiago de Querétaro, Qro., a 19 de septiembre del 2012.

 

AFIRMA ESPECIALISTA QUE LA DEFENSA DEL DERECHO A LA VIDA ROBUSTECE LA SOBERANÍANACIONAL

 

*Realizan jornada académica para conmemorar el tercer aniversario de la reforma al artículo 2° de la Constitución política de Querétaro que “reconoce, protege y garantiza el derecho a la vida de todo ser humano, desde el momento de la fecundación”.

 

Las acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales en materia del derecho a la vida,  no sólo han contribuido a robustecer los Derechos Humanos sino que constituyen los juicios más importantes en materia de federalismo mexicano de la última centuria, afirmó la abogada constitucionalista Ingrid Tapia.

 “Digamos que, defendiendo la vida, también resultó defendida la soberanía de los millones de mexicanos de nuestra República”,  sostuvo en conferencia de prensa  y durante su participación en el Foro “Querétaro por el Derecho a la Vida y la Familia” ante cientos de estudiantes, profesionales de la salud y autoridades de la entidad.

 Con motivo del tercer aniversario de la reforma que elevó a rango constitucional el derecho a la vida desde su inicio en la fecundación en Querétaro, el Centro de Investigación Social Avanzada (CISAV), grupos de la sociedad civil, la Universidad Anáhuac y la Universidad del Valle de Atemajac, invitaron a expertos a analizar los desafíos a los que se enfrentan las familias actuales, así como los retos de las legislaciones  que protegen el derecho a la vida desde su inicio en la fecundación.

 Querétaro forma parte de los 18 estados de la República que han protegido en su Constitución el derecho a la vida desde su inicio en la fecundación y hasta la muerte natural explicó el Dr. José Manuel Ramos Kuri y con ello se pone a la vanguardia en la defensa del principal de los derechos humanos como lo demuestra el debate nacional e internacional.

 Puso  como ejemplo España en donde se realiza un debate para avanzar en la protección del derecho a  la vida y basado en la doctrina del Tribunal Constitucional de 1985, se busca proteger y apoyar   la maternidad, sin poner en peligro la vida del niño por nacer.

 Al respecto, la abogada Ingrid Tapia criticó que para unos órganos judiciales el atributo de soberanía que atañe a las entidades  por mandato constitucional es  “meramente ornamental” y por tanto, las facultades y competencias de las entidades federativas son una especie de concesión graciosa de la federación a los estados.

  La semiótica de nociones como la de “facultades residuales”, tan cercanas a las ideas de sobrantes o desechos, o la aún muy popular costumbre de llamarles “provincias” a las  “entidades”; así como la infortunada confusión entre Soberanía y Autonomía, incluso entre los juzgadores, desconociendo que se trata de cualidades absolutamente diferentes, de entrada una inherente a los congresos y otra a los ayuntamientos; entre muchos otros, son hechos que contribuyen o que al menos revelan la propensión, para adoptar la postura de algunos órganos judiciales de que las entidades guardan una relación de vasallaje frente a la federación.

 Por ello, la también catedrática del ITAM  subrayó que 18 estados de la República en pleno uso de su autonomía elevaron a rango constitucional la protección del derecho a la vida, en procesos legislativos aprobados por decisión mayoritaria y soberana.

 A la jornada académica, también fue invitada la directora del Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia (IRMA) Mari Carmen Alva, quien abordó en el foro el tema de las pérdidas prenatales, en el que muchas veces se obliga a la mujer a  “padecer en silencio  las consecuencias”.

 Después de 12 años de trabajo multidisciplinario, con gran calidad humana y más de un millar de pacientes atendidos IRMA ha sido testigo de la presencia de consecuencias emocionales comunes en la mayoría de las pérdidas gestacionales.

 No se trata dijo, sólo de una “decisión”, cuando hay un embarazo en crisis, la sociedad está fallando y debe analizar en qué está fallando y buscar políticas públicas para solucionarlo.

 Sin embargo,  advirtió que hay un grado de mayor vulnerabilidad en personas que están viviendo efectos posaborto inducido como los factores relacionados con la  violencia intrafamiliar y de pareja, trastorno depresivo mayor, adicciones, estrés postraumático e incluso intentos suicidas.

 

Compartir esto.

Share