Casi un millón de personas en 250 ciudades del país, pidieron al presidente electo su intervención para frenar las amenazas contra la vida, la familia y las libertades de los mexicanos.

    • Exigen a los legisladores priorizar la salud, educación y el trabajo ante el aborto.
    • Expresaron su rechazo contra la “agenda particular” de Olga Sánchez Cordero.
    • Denunciaron que:

1) Algunos legisladores de Morena propusieron encarcelar a padres de familia que ayuden a sus hijos con terapias sobre identidad sexual,

2) Que en Yucatán, diputados de Nueva Alianza presentaron una iniciativa que pretende obligar al Registro Civil a modificar el sexo asentado en las actas de nacimiento mediante una simple petición de cualquier persona, para hacerles creer que pueden elegir si quieren ser hombres o mujeres y,

3) Que también, en Yucatán, se pretende echar atrás un histórico logro ciudadano y vaciar el concepto jurídico de matrimonio para sujetarlo a la ideología de género.

Mérida, Yucatán, a 27 de octubre del año 2018. Casi un millón de personas en más de 250 ciudades del país, marcharon bajo el lema de la Ola Celeste, para defender la Vida, la Familia y las Libertades que “hoy enfrentan amenazas nunca antes vistas en la república mexicana, ya que los nuevos legisladores quieren imponer el aborto, por lo que pedimos al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que intervenga para eliminar el aborto de la agenda nacional y que las mujeres tengan soluciones de vida y no de muerte”, dijo Víctor Pinto Brito, presidente de la directiva local del Frente Nacional por la Familia.

El también vocero de la Ola Celeste en el Estado, pidió al presidente electo que escuche a los cientos de miles de mexicanos de todo el país que el pasado veinte de octubre le exigieron respetar el derecho a la vida, “porque desconocerlo significa menoscabar el Estado de Derecho y el sentido fundamental de justicia. El progreso debe estar fundado en el respeto a los derechos humanos, si no regresaremos a los gobiernos totalitarios, donde los poderosos deciden quién merece vivir y quién debe morir.”

“Con certeza afirmamos que el aborto no representa ninguna liberación para nosotras las mujeres; en realidad, se nos deja todo el peso de la responsabilidad, fomentando la irresponsabilidad del hombre y una cultura individualista de instrumentalización; estamos seguras de que el aborto promueve el machismo”, puntualizó la Licenciada Rocío Ortíz Trinidad, representante de la Unión Nacional de Padres de Familia.

La Licenciada Ortíz Trinidad, aclaró “Estamos en contra de criminalizar a las mujeres que han cometido un aborto, a ellas hay que ayudarlas y tenderles la mano; lo que proponemos es defenderla y protegerla para que pueda contar con los apoyos necesarios, como salud, educación y empleo, que les permitan salir adelante”.

Al recalcar la amenaza que atenta contra la vida, mencionó la agenda particular de Olga Sánchez Cordero como muestra de lo que se ciñe sobre México: promoción de drogas, legalización del aborto, eutanasia, restricción del derecho a la educación de padres de familia y menoscabo de las libertades de conciencia y religión.

El doctor Salvador González Gutiérrez, presidente de la Red Pro Yucatán, una de las asociaciones que integran la coalición local del FNF, agregó: “También hay una iniciativa, de los legisladores de Morena, contra el derecho de los padres a educar a sus hijos, que impide solicitar ayuda a terapeutas profesionales en caso de que requieran apoyo sobre su identidad sexual; así, por ejemplo, si los padres desean canalizar a un pequeño o adolescente, la iniciativa menciona un castigo hasta de seis años de cárcel y eso no lo podemos permitir”.

“Lo anterior se vuelve sumamente peligroso cuando, además, se legisla para destruir la identidad sexual, lo cual en Yucatán se volvió un peligro inminente. La fracción parlamentaria del Partido Nueva Alianza, de la legislación anterior, presentó una iniciativa que se turnó a comisiones el pasado 15 de agosto para introducir en Yucatán el cambio administrativo de sexo, es decir, que mediante una simple comparecencia ante el Registro Civil, cualquier yucateco pueda manifestar si quiere ser hombre o mujer y conseguir una nueva acta de nacimiento que se ajuste, no a la realidad, sino a la percepción subjetiva del solicitante”, añadió el doctor González Gutiérrez.

“También el quince de agosto pasado, se turnó a Comisiones una iniciativa para vaciar de contenido y sentido a la institución matrimonial, en directa oposición al sentir de los yucatecos. Al respecto, queremos recordar que el artículo 94 de la Constitución Yucateca se modificó para proteger el matrimonio como la unión entre un solo hombre y una sola mujer; dicha modificación se logró desde el año 2009 mediante una iniciativa popular; si ahora los legisladores pretenden echar atrás algo que la propia ciudadanía gestionó, cuando menos, están obligados a escuchar el sentir de los ciudadanos. Por eso, les solicitamos escuchar lo que tenemos que decir al respecto.” Dijo el Licenciado José Miguel González Carrillo, representante de la Red para la Familia en Yucatán.

Finalmente, todos coincidieron en hacer un llamado a los legisladores para que promuevan iniciativas a favor de Yucatán, de la vida, del derecho de los padres a educar a sus hijos, así como de las libertades de expresión, de conciencia y de religión.