Muchas disciplinas han estudiado lo que es el amor, se han querido explicar cómo el amor funciona, cuál es su dinámica, que le mueve, cómo se llega a él, qué involucra de la persona, porqué algunos tienen éxito y otros fracasan en esta búsqueda.

Filósofos, antropólogos, sociólogos y también psiquiatras se han interesado, uno de ellos el Dr. Enrique Rojas, médico psiquiatra español autor de numerosos libros, ha hecho de este tema uno de sus favoritos.

elegir-pareja

El Dr. Rojas habla de lo importante que es acertar en la elección de pareja, sabedor de que primero nos fijamos en alguien para que se encienda una chispa, aconseja que de allí se siga que debemos utilizar nuestra inteligencia para analizar fríamente si esta persona nos conviene, sin dejar de lado el sentimiento claro, y preguntarnos ¿hay química con esta persona? ¿Siento algo cuando le veo? Y de allí involucrar a la voluntad, no sólo debemos guiarnos de los sentimientos sino una vez hecho un análisis interior y teniendo conocimiento de la situación debemos permitir que sea la inteligencia la que guíe a mi voluntad.

Cuando la elección de pareja se da de esta forma, podríamos decir que habrá menor posibilidad de fracaso, pero no allí acaba todo, pues ciertamente elegir a la persona con la que habremos de pasar el resto de la vida no es nada sencillo.

Enamorarse en muy fácil, pero mantenerse enamorado sumamente difícil, por ello es que tenemos que “echarle cabeza al amor”, o dicho de otro modo tenemos que saber que amar es un acto de la inteligencia y la voluntad, aunque hoy muchas personas creen que solo se trata de un sentimiento y este es el error más frecuente que ha llevado a tantas parejas al divorcio cuando dejan de sentir algo por el otro.

Ciertamente se involucran estas potencias: el sentimiento, la voluntad, la inteligencia y la libertad, que formarán los pilares o la roca firme sobre la que habremos de construir nuestra historia de amor para que perdure y para ello, el Dr. Rojas nos aconseja 7 puntos fundamentales para una relación duradera:

1.-El amor es un sentimiento que tiene que ser firme, fuerte, que se trabaja todos los días pues el descuido sistemático de lo pequeño hace del amor la ruina.

2.- La comunicación sexual es el lenguaje del amor, es como una sinfonía que involucra no sólo una unión puramente física, sino que existe una relación psicológica, una relación espiritual de fondo y una relación histórica al unir dos biografías que se cruzan para un mismo proyecto de vida.

3.- El amor necesita de creencias comunes, es el armazón que le da estructura a este edificio, las parejas que más duran son aquellas que comparten creencias.

4.- El amor conyugal necesita de la voluntad, porque más allá del sentimiento es necesaria la determinación, el querer trabajar por el amor elegido sin perder espontaneidad y frescura.

5.- El amor necesita de la inteligencia, porque tenemos que estar decididos una vez que la voluntad nos ha enseñado el querer.

6.- El amor es compromiso, sólo quien es libre es capaz de comprometerse para cuidar de la relación y procurar el bien del otro.

7.- La comunicación es dinámica en el amor, abarca todas las formas de comunicación, desde la verbal, la no verbal, la subliminal, la epistolar y hasta la tecnológica vía redes que es lo que hoy está de moda.

Según estadísticas del INEGI, en México se separan un 25% de las parejas que han contraído matrimonio, es un altísimo porcentaje y seguramente esto resulta porque a las parejas les hace falta información de qué es lo que verdaderamente es amor.

El filósofo humanista Karol Wojtyla nos comparte las características del amor, y refiere que debe ser libre, fiel, total y fecundo; de otra forma la atracción que se siente por otra persona si falta alguno de dichos ingredientes puede ser cualquier otro sentimiento como la simpatía, el cariño o simplemente la búsqueda de placer por mencionar algunos.

La falta de madurez también obra para que una relación sea fallida, algunos jóvenes hacen esta elección de manera prematura con nefastas consecuencias, por ello para acertar en el amor, no hay fórmulas mágicas pero hay mayores oportunidades si es a la edad adecuada, con la madurez necesaria y con la persona indicada.

Por: Ivette Laviada